El que casi se ahogaba

2

Comentario(s)

El que casi se ahogaba

Cierto día un grupo de amigos fueron de paseo al campo para distraerse, al explorar el lugar notaron que había un hermoso río y uno de ellos decidió meterse a nadar, ya en el río de pronto el chico sintió calambres en una pierna y estaba hundiéndose, dentro del grupo estaba alguien que era un muy buen nadador, todos los demás chicos corrieron a él y le pidieron que por favor auxiliara al chico en el río, pero este no hizo movimiento alguno, entonces desesperado alguien le grito al experto nadador “¿No te das cuenta que se está ahogando?”, las otras personas también increparon al buen nadador por su inactividad.

Pero este se quedó dónde estaba. Mientras tanto la voz del chico en el río que se ahogaba era más apagada, y sus esfuerzos más débiles, pero, cuando el chico estaba ya casi sin fuerzas hundiéndose sin más remedio, el nadador se zambulló en el agua y con unas rápidas brazadas se puso a su lado, y pronto ambos estaban en tierra.

Una vez reincorporado el chico que casi se ahoga, uno de los espectadores de aquel percance le dijo al nadador “nunca he visto a persona alguna que ama su vida tanto como tú. ¿Te imaginas la angustia que le habrías ahorrado si te hubieras considerado a ti menos y a él un poco más?”.

Pero el nadador que conocía las cosas mejor respondió: “Si hubiera acudido antes, nuestro amigo con los calambres me hubiera agarrado tan fuertemente que ambos nos hubiésemos hundido. Un hombre que se está ahogando no puede ser salvado hasta que está absolutamente exhausto y cesa de hacer el menor esfuerzo para salvarse.”

Lo ves, de eso se trata la vida cristiana, Dios no quiere que nos “esforcemos” por cumplir sus demandas, Él quiere que le permitamos a Jesús vivir en nosotros (Gálatas 2:20) y así cumplir Su Voluntad que es buena, agradable y perfecta (Romanos 12:2). [1]

Tomado y adaptado de:
[1] WATCHMAN, Nee. La vida cristiana normal. Editorial Portavoz 1965. 123 paginas, páginas 80-81. ISBN: 0-8254-1509-8.


Comparte esta página:

Facebook Twitter Google

2 comentarios  

Inicia sesión para enviar comentarios